Hundred Vol.2 – Prólogo

Shiki: Sé que está novela esta mas abandonada que el latín pero aun así pienso traducir lo que haya, y cuando aprenda jap correctamente y tenga los vols en mis manos la continuare directo del japo, no es muy buena ni muy mala en general pero me gustan los personajes así que yolo xd

Quien no sepa cómo es un puchero es algo así: 

puchero

 

 

 

 

Por cierto esta es una parte que no detallaron mucho en el anime así que no importa si ya lo han visto es bueno leerlo.

Caps prometidos 2/20


Hundred Vol.2 – Prólogo

 

Una semana había pasado desde que el Savege había atacado el Reino de Gutenberg en el territorio de Britannia.

 

Alrededor mío, cada niño llora, llamando por sus papas y mamas.

 

Yo era igual.

 

Había perdido mis familiares en el ataque Savege y estaba sentada en una esquina del instituto que alojaba a los niños huérfanos, sosteniendo mis rodillas y un oso de peluche en mi pecho, llorando, llamando “Mama, mama.”

 

Sabía que nunca nos encontraríamos de nuevo.

 

Mama me había protegido de la caída de escombros, y murió.

 

Aunque pude haber sido joven, aun entendí la ‘muerte’.

 

Aun así, la llamé, una y otra vez, para escapar del dolor abrasador de la realidad.

 

Recordé su rostro sonriente, y podía sentirme feliz, aunque sólo fuera por un instante.

 

Pero, la soledad pronto regresaba…

 

Hacia esto una y otra vez cuando escuché voces diciéndole el uno al otro que hicieran lo mejor de ahora en adelante.

 

Eran de niños pequeños que habían formado un círculo y se daban valor mutuamente.

 

Los mire, sintiendo celos.

 

No había nadie para consolarme, para prometer hacer lo mejor de ahora en adelante.

 

Por el contrario, no había nadie que conozca en este país, porque había venido aquí para acompañar a mi mama, quien era una pianista, cuando el Savege atacó.

 

Pero, alguien me hablo a mí en mi soledad.

 

“Te gustaría hablar sobre algo? No conocemos a nadie aquí, y estamos libres.”

 

Levante mi cabeza y me quedé sin aliento.

 

Ya que el color de pelo y piel con un ligero tinte amarillo del chico reflejado en mis ojos era el mismo que el de las personas del país de donde mi madre es, donde nací y crecí, el Imperio Yamato.

 

El chico estaba guiando a una chica, con una edad no muy diferente a la mía, de la mano. Ella tenía el mismo color de pelo, y sus rasgos eran la viva imagen de él.

 

Pensé que podrían ser hermanos cuando el chico la presentó.

 

“Esta es mi hermana menor, Karen. Vamos, Karen, di hola.”

 

Pero la chica que introdujo como Karen se quedó escondida tímidamente detrás del chico, y no parecía como si fuera a salir. Incluso cuando le dijo que viniera adelante, ella agitó su cabeza y se rehusó. Aunque aún parecía disgustado por su comportamiento, el chico una vez más volvió su mirada hacia mí.

 

“Lo siento, ella solo es realmente tímida. Me dirías tu nombre?”

 

“Sakura.”

 

Respondí.

 

“Sakura, así que también eres de Yamato? Aunque no lo pareces…”

 

Mi cabello y piel eran diferentes de los de Asia. Así que era natural pensar eso.

 

“Mi papa es ruso, y mi mama es de Yamato, por eso…”

 

Al mismo tiempo que hablaba, la sonrisa de mama pasó por mi cabeza, y no pode evitar llorar.

 

“Ah, umm… perdón… Ahora no es el momento para ese tipo de cosas.”

 

El chico en pánico empezó a hurgar en la bolsa que estaba llevando.

 

“Hay algo que te guste? Sí hay algo que quieras, solo dímelo.”

 

“…Mama…”

 

A pesar de que él estaba sacando muchos dulces de la bolsa, eso fue lo que dije. No estaba siendo mala con el chico, solo no podía pensar en nada más que decir.

 

Como era de esperar, el chico parecía preocupado.

 

“Umm, hay algo más(?)”

 

“Canción.”

 

Lo siguiente que paso por mi mente fue eso.

 

“…Canción?”

 

Asentí.

 

“Una canción, como cantar, cierto? Que canción?”

 

“La canción que mama cantaba. Ella cantaba la canción cuando las cosas eran tristes o dolorosas.”

 

“Entonces, canta esa canción. Sí nosotros la conocemos, podríamos incluso ser capaces de unirnos y cantarla juntos.”

 

“Ustedes… no podrían.”

 

“Porque, es una canción difícil?”

 

“Es una canción que mama escribió para mí.”

 

Era el precioso tesoro que mama había dejado para mí.

 

“Tu madre escribía canciones?”

 

“Ella era una pianista.”

 

“Entonces, vamos a escuchar esa canción.”

 

“Eh…”

 

“Escribir una canción es asombroso, no? Me gustaría escucharla, no puedo?”

 

“No, puedes hacerlo.”

 

Me hizo feliz que llamara asombrosa a mama.

 

Él quería escuchar la canción de mi asombrosa mama.

 

Así que canté.

 

Una suave canción, como una canción de cuna.

 

Era la primera vez que la cantaba, y llore varias veces mientras lo hacía, pero pude cantarla hasta el final.

 

“Eso fue genial, no?”

 

El chico aplaudió.

 

“Lo… fue?”

 

“No sé mucho sobre música, pero eso es lo que pienso. Que tal tú, Karen, piensas eso también?”

 

Karen asintió.

 

“Pienso… que era buena.”

 

Esa era la voz de la hermana del chico que escuche por primera vez.

 

“Ummm, era algo así creo.”

 

El chico empezó a cantar y su hermana pronto hizo un puchero.

 

“Nii-san… estás… fuera de tono.”

 

El ciertamente lo estaba, bien fuera de tono.

 

“Entonces tu intenta cantar.”

 

El chico dijo y la chica cantó.

 

Con una clara, hermosa voz.

 

“Oh, bien hecho.”

 

El chico abrió su boca con sorpresa y comenzó a cantar como sí la siguiera. Sin embargo, sus voces no alcanzaron una armonía.

 

El chico era demasiado lento.

 

“Nii-san… tu tono es sordo.”

 

“Solo soy algo torpe.”

 

No pude evitar reírme de su conversación.

 

Al mismo tiempo, me di cuenta, esta era la primera vez que había reído desde me había separado de mama.

 

Después de eso, cante con ellos también…

 

Tras varias horas, finalmente llegamos a una armonía y nos reímos con satisfacción.

 


 

No sé qué sucedió con esos hermanos después de eso.

 

Al día siguiente de conocerlos, fui llevada por mi padre, quien no recordaba haber visto antes, y deje el instituto.

 

Por supuesto, nunca volvería a encontrarme con esos hermanos de nuevo, pero jamás olvidaré ese día.

 

Gracias a ese día, llegue a amar cantar, llegue a encontrar una razón para vivir, y como luchar con este mundo a mi manera.

 

Gracias a ellos, fui capaz de superar las dificultades que enfrenté.

Anuncios

Acerca de Shiki Sealkami

Un adicto a las novelas, supongo? Bue si no encuentro algo que leer traducire un vol por semana :3 pero no lo esperen mi lista es larga y crece mientras respiro haha
Esta entrada fue publicada en Hundred. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s